Home | En Español | Contact Us | A to Z 

Rasgos Sobresalientes DE Las Realizaciones DE HUD, 1997-2000

A continuaci�n los logros m�s destacados del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, bajo el liderazgo del secretario Andrew Cuomo, quien asumi� su cargo en enero de 1997. (english version)

MEJORAMIENTO DEL PRESUPUESTO DE HUD

  • El presupuesto del a�o fiscal 2000 de HUD aument� los fondos para programas claves en $1.500 millones sobre el presupuesto de 1999 - que fue el mejor en una d�cada. Promulg� medidas memorables que crearon "certificados" (vouchers) de asistencia en vivienda para 60.000 familias. Aument� los fondos para los programas de prevenci�n y asistencia de vivienda p�blica, y la lucha contra discriminaci�n en la vivienda. Adem�s, el presupuesto provey� aumentos importantes, propuestos por el Presidente, en vivienda para los estadounidenses de edad avanzada, y puso en marcha un plan para asegurar que los ancianos continuar�n teniendo viviendas que puedan afrontar y sean seguras para vivir.
  • El Presidente dijo que el presupuesto de HUD para el a�o 2000 "expande las oportunidades a aquellos que no han sentido a�n los beneficios plenos de nuestra prosperidad. Mantiene nuestros compromisos con las Zonas de Empoderamiento y las Comunidades Empresarias, mientras que a�ade parte de mi iniciativa de los Nuevos Mercados, para dar a los inversores los mismos incentivos para invertir en nuestros centros urbanos internos y �reas rurales pobres, que ellos consiguen actualmente para invertir en mercados nuevos en el extranjero".

Jump to...
  • Para el a�o fiscal 2001, el Presidente Clinton propuso un presupuesto de $32.100 millones para HUD, para proveer los recursos necesarios para construir sobre los logros actuales. El presupuesto propone 120.000 nuevos "certificados" para Vivienda Incremental, para enfrentar la necesidad creciente de vivienda a precios accesibles; $1.200 millones para el programa de subsidio Cuidado Continuo de asistencia a las personas sin techo, para respaldar soluciones comunitarias dise�adas para ellos; $4.900 millones para el popular y efectivo programa de Subsidio en Bloque para el Desarrollo Comunitario, para fortalecer las comunidades de los Estados Unidos; y $37 millones para las Compa��as de Inversi�n Privada del pa�s, para estimular $1.500 millones de inversi�n privada en participaci�n y deuda para �reas de ingresos bajos y moderados.

COMO IMPLEMENTAR LA REFORMA DE LA GESTI�N EN HUD

  • El Secretario Cuomo revel� su plan de reforma de la gesti�n HUD 2020, en junio de 1997. Desde entonces, el plan ha sido endosado por los sindicatos de trabajadores de HUD, realizado exitosamente por empleados de HUD, y encomiado por el presidente Clinton y los expertos en reinventar el gobierno.
  • David Osborne, autor de la Reinvenci�n del Gobierno, dijo en 1998 que la reforma de la gesti�n de HUD, "como est� siendo implementada hoy, representa uno de los planes de reinvenci�n del gobierno m�s ambicioso, fundamental y estimulante en la historia reciente del Gobierno Federal".
  • Una revisi�n hecha por los consultores de gesti�n Booz-Allen & Hamilton, concluy� en marzo de 1998 que HUD ha hecho "un progreso importante hacia el logro de las muchas reformas de gesti�n que son cr�ticas para que el Departamento funcione efectivamente".
  • Otra revisi�n externa de la reinvenci�n de HUD, desempe�ada por la firma Price Waterhouse Coopers LLP concluy�, en diciembre de 1998, que el plan de reforma de la gesti�n de HUD avanza exitosamente y en t�rmino.
  • Una encuesta de empleados de HUD encontr� que 70 por ciento creen que el Departamento ha hecho de la reinvenci�n una prioridad importante - el porcentaje m�s alto de cualquiera de las 22 agencias federales encuestadas. La encuesta de empleados de 1998 fue realizada por la Asociaci�n Nacional para la Reinvenci�n del Gobierno (National Partnership for Reinventing Government), que es dirigida por el Vicepresidente Al Gore, quien dijo: "Mediante REGO (la Iniciativa para la Reinvenci�n del Gobierno) y gracias al liderazgo extraordinario del Secretario Andrew Cuomo, giramos a HUD en 180�".
  • Un informe de la Oficina General de Contabilidad del Congreso (General Accounting Office) en 1999 dijo: "HUD contin�a haciendo un progreso cre�ble reexaminando sus operaciones para corregir sus deficiencias de gesti�n" y nombr� al plan de reforma de gesti�n de HUD "un contribuyente importante a este progreso".
  • La Oficina de HUD del Inspector General emiti�, en marzo de 1999, la primera auditor�a sin observaciones sobre las declaraciones financieras de HUD, en la historia del Departamento. Esto significa que, por primera vez, las declaraciones financieras de HUD est�n en completo cumplimiento con todos los requerimientos federales aplicables. Mientras que la auditor�a tambi�n resumi� cr�ticas pasadas que la Oficina del Inspector General hab�a hecho de HUD, el Inspector General escribi� que la auditor�a "representa un logro considerable para HUD, y adem�s refleja continuos mejoramientos en el compromiso y la capacidad de HUD para rendir cuentas adecuadamente de los fondos encomendados al Departamento".
  • En una reforma clave de su gesti�n, HUD cre� un Centro de Aplicaci�n de la Ley en 1998, dirigido por un agente del FBI y ayudado por las oficinas de abogados del Gobierno Federal, para establecer e implementar las normas m�s altas de honradez en los programas de HUD. El Centro continu� el ataque comenzado por Cuomo contra los propietarios que cobraban dineros indebidos del Departamento.
  • HUD lanz� su primer programa de inspecci�n a trav�s del pa�s, de todas las viviendas a precios econ�micos subvencionadas o aseguradas por el Departamento, en octubre de 1998. Las inspecciones ser�n completadas hacia fines de 1999, y habr� inspecciones regulares de seguimiento en a�os futuros. Las inspecciones se dise�an para crear mejores condiciones de vivienda para los residentes en viviendas p�blicas, en viviendas propias subvencionadas bajo el Programa de la Secci�n 8, y en viviendas aseguradas por HUD. El primer grupo de inspecciones f�sicas encontr� que 87 por ciento de las viviendas administradas por las autoridades de vivienda p�blica y 83 por ciento de las viviendas privadas que cuentan con ayuda de HUD, estaban en condici�n buena o excelente.
  • Un informe de la Academia Nacional independiente de Administraci�n P�blica liberado en abril de 1999, concluye que HUD ha mejorado considerablemente sus operaciones de contrataci�n. El informe, titulado "HUD Reforma de las Adquisiciones: Considerable Progreso en Marcha", encontr� que HUD ha tomado una serie de acciones para mejorar sus operaciones de contrataci�n, resultando en un "progreso considerable hacia la meta de desarrollar e implementar un sistema de adquisici�n modelo".
  • Bajo la reforma de gesti�n, HUD cre� en 1998 dos categor�as nuevas de empleados llamados Constructores Comunitarios (Community Builders) y Funcionarios P�blicos de Confianza (Public Trust Officers). Los Constructores Comunitarios trabajan para facultar a la gente de Estados Unidos y a los gobiernos locales, para que tomen la delantera en su papel de mejorar vidas y fortalecer comunidades. Estos generalistas sirven como representantes para dar un servicio �nico al cliente en las 81 oficinas de campo de HUD. Los Funcionarios P�blicos de Confianza son el personal profesional de HUD, quienes resguardan contra el derroche, fraude y abuso, controlando a los receptores de asistencia de HUD.
  • En 1998, HUD comenz� a abrir nuevas oficinas a la calle alrededor del pa�s, llamadas HUD en la Puerta de al Lado - un nuevo tipo de centro de servicio al consumidor, dise�ado para ser el modelo nacional de un gobierno m�s sensible. La primera oficina se abri� en Washington, DC, en mayo de 1998; otra en Albuquerque, NM, en febrero de 1999; y una tercera en Syracuse, NY, en diciembre de 1999. Nuevas oficinas se abrir�n en otras ciudades en este a�o y en los a�os entrantes.
  • La reforma de la gesti�n est� introduciendo tecnolog�a nueva en HUD, incluyendo: computadoras interactivas establecidas en quioscos de informaci�n f�cilmente accesibles al p�blico; computadoras de mano usadas para inspeccionar la vivienda p�blica y asistida, donde viven 6 millones de personas de ingresos bajos y moderados; un sitio actualizado en el Internet que permite a la gente presentar quejas por discriminaci�n, electr�nicamente; y Community 2020 software, que contiene informaci�n detallada sobre las comunidades para ayudar a los funcionarios locales a planificar mejor para el futuro. El equipo del quiosco en la Puerta de al Lado de HUD recibi� un codiciado "Premio del Martillo" (Hammer Award) de la Asociaci�n Nacional para Reinventar el Gobierno, del Vicepresidente Gore.
  • Un informe independiente emitido en Marzo del a�o 2000 por la firma de contabilidad Deloitte & Touche, dice que el Fondo M�tuo de Seguros de Hipotecas de la Administraci�n Federal de la Vivienda (FHA) est� en su condici�n financiera m�s fuerte desde que se cre� en 1934. El estudio dice que el valor econ�mico r�cord de $16.600 millones del fondo de seguros de FHA, representa un aumento de $5.300 millones sobre 1998. El informe tambi�n afirma que la relaci�n de suficiencia de capital es de 3,66 por ciento, muy superior a la meta de 2 por ciento exigida por el Congreso. Adem�s, Deloitte & Touche encontr� que FHA ha hecho un cambio notable desde apenas diez a�os atr�s. El fondo de seguro de FHA tuvo un valor econ�mico negativo de menos $2.700 millones en el a�o 1990.
  • La tecnolog�a ha continuado cambiando muchas de las formas en que HUD hace negocios; resultando en una aprobaci�n m�s r�pida por el seguro de hipoteca de FHA (Administraci�n Federal de Vivienda), que ha cortado el tiempo de aprobaci�n desde un rango de cuatro a seis semanas, a uno de dos a cuatro d�as. HUD tambi�n usa la tecnolog�a para llegar al ciudadano t�pico, proveyendo informaci�n valiosa en su sitio premiado de la red internet (http://www.hud.gov): todo, desde d�nde se gastan realmente los fondos de HUD en las comunidades locales, hasta consejos para los compradores de su primera vivienda, listas de prestamistas de hipotecas aprobados por HUD, c�mo comprar una "Casa de HUD", y aun facultando a individuos o familias para presentar quejas de discriminaci�n en vivienda sobre el internet.

REDUCIENDO LA VIOLENCIA POR LAS ARMAS DE FUEGO EN AM�RICA

  • El Secretario Cuomo y el Secretario del Tesoro Lawrence H. Summers, firmaron un acuerdo importante sobre seguridad en las armas de fuego, el 17 de marzo de 2000, en nombre del Gobierno del presidente Clinton, con Smith & Wesson, el fabricante de armas personales m�s grande de los Estados Unidos. Bajo este acuerdo, la compa��a har�a cambios importantes en el dise�o, distribuci�n y comercializaci�n de rev�lveres, para hacerlos m�s seguros y para ayudar a mantenerlos fuera de las manos de ni�os y criminales. El acuerdo firmado por Smith & Wesson requiere que la compa��a, entre otras cosas: 1) Instale obligatoriamente cerraduras en los rev�lveres, y otros dispositivos de seguridad para ni�os en todas las armas. 2) Introduzca dentro de tres a�os una tecnolog�a de "armas inteligentes" en el dise�o de todas las armas nuevas, que permita que los rev�lveres sean disparados �nicamente por sus propietarios. 3) Elimine la venta de rev�lveres - incluyendo las ventas en ferias de armas - sin verificar los antecedentes del comprador. 4) Limite la entrega de ventas m�ltiples de armas; y 5) Dejar de hacer negocios con los comerciantes responsables de vender un n�mero desproporcionado de los rev�lveres usados en cr�menes.
  • El 12 de marzo de 2000, el Secretario Cuomo anunci� que HUD continuar�a respaldando los programas de recompras de rev�lveres en toda el pa�s, despu�s que el Comit� de Apropiaciones del Congreso cancel� planes para bloquear aproximadamente $2,6 millones en fondos de HUD ya adjudicados para comprar cerca de 50.000 rev�lveres en 80 ciudades. La recompra de armas est� dise�ada para reducir la violencia con armas, que cada semana reclama un promedio de 600 vidas y lastima otras 1.800 personas en cr�menes, accidentes y suicidios a trav�s de los Estados Unidos. Los fondos de HUD para la recompra de armas ser�n usados por las autoridades de vivienda y departamentos de polic�a para comprar rev�lveres a un precio sugerido de $50 cada uno - en efectivo o en certificados de compras para alimentos, juguetes, u otras mercader�as.
  • Tambi�n en marzo del a�o 2000, el Secretario Cuomo lanz� la Coalici�n de Comunidades por Armas m�s Seguras, para fomentar que los fabricantes de rev�lveres adopten un c�digo de conducta responsable, tal como el firmado por Smith & Wesson. Solamente en el primer mes, alcaldes, ejecutivos de condado, funcionarios y supervisores de pueblos y ciudades en casi 200 comunidades a trav�s del pa�s, firmaron el compromiso de la Coalici�n para dar la preferencia, cuando sus gobiernos locales compran armas para reparticiones policiales, a los fabricantes de armas que han adoptado este c�digo de conducta.

LA TRANSFORMACI�N DE LA VIVIENDA P�BLICA

  • Las medidas para la reforma de la vivienda p�blica aprobadas por el Congreso en 1998, adoptaron cambios claves buscados por el Presidente Clinton y el Secretario Cuomo. Las reformas redujeron la segregaci�n en la vivienda p�blica por raza e ingresos, fomentaron y premiaron el trabajo, trajeron m�s familias de trabajadores a la vivienda p�blica, y aumentaron la disponibilidad de vivienda subvencionada para familias muy pobres.
  • Para desconcentrar la pobreza, las reformas requieren que familias adicionales de trabajadores con ingresos moderados sean admitidas en programas de vivienda p�blica donde se han concentrado los residentes m�s pobres. A su vez, las familias m�s pobres ser�n admitidas en la viviendas p�blicas donde se han concentrado familias con ingresos m�s altos. La ley tambi�n requiere que por lo menos 75 por ciento de los certificados de asistencia para alquileres de vivienda de la Secci�n 8, vayan a familias con ingresos menores que 30 por ciento del ingreso medio del �rea (comparado con simplemente 40 por ciento de los certificados en la versi�n primera de la ley pasada por el Congreso). La ley dice que por lo menos 40 por ciento de las unidades de vivienda p�blica nueva disponibles, ir� a los hogares m�s pobres, con excepciones limitadas - comparada con solamente 35 por ciento de unidades con excepciones amplias - bajo la ley original del Congreso. El ingreso medio por familia var�a entre ciudad y ciudad, pero en toda la naci�n, permanece alrededor de $45.300. Se requiere ahora que las autoridades de vivienda p�blica en todo el pa�s, sometan sus planes a la aprobaci�n de HUD, con el fin de reducir la segregaci�n por raza e ingreso en la vivienda p�blica.
  • La ley est� dise�ada tambi�n para mejorar las condiciones de vivienda y reducir el crimen en la vivienda p�blica. Cumple con las reformas en la vivienda p�blica que fueran propuestas por la Administraci�n del Presidente Clinton, para requerir una gesti�n mejorada de la vivienda y un aumento en la eficiencia del programa.
  • El presupuesto actual de HUD revitaliza y mejora los proyectos de vivienda p�blica con un financiamiento importante para un programa exitoso y �nico. El financiamiento del programa de revitalizaci�n para la vivienda p�blica conocido como HOPE VI, llega a $575 millones en 2000, con $625 millones pedidos para 2001 - un aumento de $50 millones. Bajo HOPE VI, HUD reemplaza la vivienda p�blica decadente con vivienda nueva, y tambi�n ayuda a los residentes a conseguir educaci�n, capacitaci�n y trabajo, para llegar a ser autosuficientes.

EXPANDIENDO Y REFORMANDO LA AYUDA PARA EL ALQUILER DE VIVIENDA

  • El presupuesto de HUD para el a�o 2000 crea certificados de asistencia de alquileres para 60.000 familias m�s, de ingreso bajo y moderado, mediante el programa de la Secci�n 8, para permitirles alquilar departamentos en el sector privado, decentes, seguros e higi�nicos. Este es simplemente el segundo aumento de certificados en los �ltimos seis a�os (en 1999, se ofrecieron 50.000 certificados nuevos de vivienda, despu�s de cuatro a�os sin certificados nuevos). El Presidente Clinton ha pedido fondos para 120.000 certificados de vivienda nuevos en su presupuesto del a�o fiscal 2001, con un valor de $690 millones.
  • En 1997, HUD gan� la aprobaci�n del Congreso para un plan para rescatar del derrumbe financiero al programa de subvenci�n de alquileres de la Secci�n 8, evitando una crisis de vivienda econ�mica que pudo haber amenazado con el desalojo de hasta 4,4 millones de estadounidenses. El plan aument� los fondos para las renovaciones de la Secci�n 8 en $4.600 millones, para permitir que HUD renueve todos los contratos de alquiler que estaban caducando en la Secci�n 8. Adem�s, HUD termin� con las subvenciones excesivas de alquileres a propietarios privados, bajo el programa basado en proyectos de la Secci�n 8. Cortar las subvenciones de modo que los propietarios reciban los alquileres de HUD a valores de mercado, ahorrar� a los contribuyentes aproximadamente $1.600 millones en cinco a�os.
  • HUD document� la necesidad de un abastecimiento mayor de vivienda a precios econ�micos, cuando el Departamento public�, en marzo de 2000, un estudio nuevo de "escenario de peor caso" sobre las necesidades de vivienda. Siguiendo un estudio de 1998 - que encontr� que 12,5 millones de personas en 5,3 millones de hogares de muy bajo ingreso, encaraban una crisis de vivienda, porque pagaban m�s de la mitad de sus ingresos en alquiler o viv�an en viviendas severamente subest�ndar - el �ltimo informe de HUD mostr� que las necesidades hab�an aumentado a 5,4 millones de hogares. El informe, "Asistencia a la Vivienda en Alquiler - La Crisis Empeorante" - examin� el per�odo entre 1991 y 1997. Entre sus hallazgos m�s importantes: a pesar de una recuperaci�n econ�mica robusta, el "peor caso" en necesidades de vivienda, aument� tres veces m�s r�pido para los hogares con trabajo a tiempo completo, que para todos los otros inquilinos con muy bajos ingresos; el abastecimiento de vivienda econ�mica para los estadounidenses de muy bajos ingresos se contin�a reduciendo, con el n�mero de unidades en alquiler que puedan afrontar familias con ingresos menores a 30% del ingreso medio del �rea, reducido en 5 por ciento, una declinaci�n de m�s de 370.000 unidades; el "peor caso" de necesidades de vivienda entre los hogares minoritarios aument� dram�ticamente, mientras que las necesidades de blancos no-hispanos eran estables; y tanto los inquilinos de muy bajos ingresos como los de extrema pobreza, permanecen con m�s probabilidad de sufrir problemas de "peor caso" en los suburbios que en otra parte.
  • HUD tom� acci�n en 1999 para levantar una barricada que hab�a prevenido a algunas tribus ind�genas de abrir viviendas econ�micas nuevas en sus reservas por meses, aunque las viviendas ya se hab�an construido o estaban bajo construcci�n. Las tribus tambi�n encaraban la posibilidad de tener que devolver millones de d�lares en fondos de HUD usados para construir las viviendas - una acci�n que pod�a haber forzado algunas tribus a la bancarrota.

AUMENTANDO LOS PROPIETARIOS Y AYUDANDO A LOS COMPRADORES

  • En julio de 1999, el Secretario Cuomo estableci� metas nuevas de vivienda a precios econ�micos, requiriendo de Fannie Mae y Freddie Mac - dos empresas patrocinadas por el Gobierno e involucradas en el financiamiento de la vivienda - comprar $2,4 billones en hipotecas en los pr�ximos 10 a�os. Esto significar� vivienda nueva a precios econ�micos para m�s de 28,1 millones de familias de ingreso bajo y moderado. La acci�n hist�rica levant� el porcentaje requerido de pr�stamos en hipoteca para las familias de ingreso bajo y moderado que las compa��as deben comprar, desde el actual 42 por ciento de sus compras totales, a un nuevo m�ximo de 50 por ciento - un 19 por ciento de aumento - en el a�o 2001. El porcentaje aument� primero a 48 por ciento anual. Bajo estas metas nuevas m�s altas, Fannie Mae y Freddie Mac comprar�n unos $488.300 millones adicionales en hipotecas, que se usar�n para proveer vivienda a precios econ�micos a 7 millones m�s de familias con ingresos bajos y moderados durante los pr�ximos diez a�os. Esas hipotecas nuevas y las familias que las consiguen, est�n por encima del $1,9 bill�n en hipotecas para 21,1 millones de familias que se habr�an emitido si las metas no eran aumentadas.
  • M�s de 10.000 voluntarios en 156 ciudades se unieron al Secretario Cuomo el s�bado 16 de octubre de 1999, en el d�a de Levantar un Techo - un esfuerzo voluntario en todo el pa�s, organizado por HUD para rehabilitar y construir viviendas para familias necesitadas. El evento se dise�� para expandir el abastecimiento de viviendas econ�micas en alquiler y el aumento de propietarios entre familias de ingresos bajos y moderados. M�s de 1.800 casas y departamentos en mala condici�n, se repararon y transformaron en viviendas decentes y seguras, en las ciudades participantes del pa�s, durante las actividades de todo el d�a. Tambi�n se comenz� la construcci�n de docenas de casas nuevas. El d�a de Levantar un Techo ha creado una asociaci�n entre HUD, los gobiernos locales, negocios y grupos sin fines de lucro, para organizar voluntarios para reparar viviendas deterioradas, y frecuentemente vacantes, y para construir viviendas nuevas.
  • La econom�a fuerte creada por las pol�ticas del Presidente Clinton, combinadas con los programas para la propiedad de la vivienda de HUD, impulsaron la tasa de propiedad en el primer trimestre de 2000, a una nueva marca, con 67,1 por ciento de todas las familias due�as de sus hogares. Los datos de la Oficina del Censo mostraron que un total de 70,7 millones de familias estadounidenses son propietarias de sus hogares - m�s que en cualquier momento en la historia de los Estados Unidos. La nueva tasa trimestral de propiedad de 67,1 por ciento, supera la marca r�cord anterior de 67,0 por ciento establecida en el tercer trimestre de 1999. Seg�n las estad�sticas de la Oficina del Censo, hab�a 58,2 millones de blancos, 6,1 millones de africanos estadounidenses, 4,3 millones de hispanos, y 2,2 millones de asi�ticos estadounidenses, nativos e isle�os del Pac�fico, propietarios - todos nuevos r�cords de tasas porcentuales. A causa del valor alto y continuo de la tasa de crecimiento entre los propietarios minoritarios, un total de 40 por ciento de los nuevos propietarios netos desde 1994 son minoritarios - aunque las minor�as son solo el 23 por ciento de la poblaci�n. Adem�s, en 1999, la tasa para todo el a�o fue 66,8 por ciento - el porcentaje m�s alto en cualquier a�o en la historia de los Estados Unidos. Cuando el Presidente Clinton asumi� su cargo, el valor de la tasa de propiedad era 64 por ciento.
  • En una acci�n destinada a permitir que FHA ayude a m�s familias a ser propietarios, en marzo de 1999 Cuomo pidi� al Congreso aumentar el tope de pr�stamos de FHA para permitirle asegurar un n�mero mayor de pr�stamos en hipoteca para vivienda. El tope de los pr�stamos de FHA se aument� a $140.000 millones en hipotecas de viviendas sin costo a los contribuyentes.
  • Se espera que el n�mero de propietarios de viviendas suba aun m�s, porque los compradores de vivienda a trav�s del pa�s se beneficiar�n de l�mites m�s altos en los pr�stamos de FHA; esto les permite conseguir seguros de hipoteca sobre los hogares t�picos que est�n para la venta en sus comunidades. Los compradores primerizos son los beneficiarios primarios de estos aumentos, porque sin seguro de FHA, muchos compradores ser�an incapaces de calificar para hipotecas. El 1� de enero de 2000, HUD comenz� asegurando pr�stamos dom�sticos de hipoteca con l�mites de pr�stamo aumentados hasta $121.296, en comunidades donde los costos de vivienda son relativamente bajos, y pr�stamos de hasta $219.849 en comunidades donde los costos de vivienda son m�s altos. En los niveles previos m�s bajos, muchas familias que necesitaban seguros de hipoteca de FHA para calificar para una compra de vivienda, no pudieron comprar. Los l�mites aumentados de pr�stamos son parte de un ajuste anual regular que HUD har� para tener en cuenta los precios ascendentes de la vivienda.
  • Las familias que consiguen hipotecas aseguradas por FHA se beneficiar�n del Plan de Protecci�n de HUD para el Comprador de Vivienda, creado en 1998 y expandido en 1999. El plan requiere una revisi�n completa de la condici�n f�sica de la vivienda antes de que pueda ser comprada con una hipoteca de FHA. Este sistema nuevo - combinado con nuevas penas severas contra tasadores que hacen evaluaciones impropias - proteger� a los compradores de vivienda de pagar de m�s por sus hogares y de comprar viviendas con fallas importantes que hasta ahora pod�an pasar desapercibidas.
  • En marzo de 1999 HUD emiti� una declaraci�n pol�tica dise�ada para ahorrar a los compradores millones de d�lares al a�o, protegi�ndolos de los costos excesivos del corredor de hipoteca y alentando una revelaci�n mejor de sus honorarios y servicios. La declaraci�n pol�tica trata con la Ley de Procedimientos de Compra y Venta de Bienes Ra�ces (RESPA), que regula los servicios para cancelaci�n de pr�stamos en hipoteca. La declaraci�n dice que la compensaci�n que recibe un corredor de hipotecas de un prestamista y de un prestatario, debe ser razonable por el trabajo real desempe�ado.
  • HUD, la Asociaci�n Nacional de Constructores de Viviendas y la Conferencia de Alcaldes de los Estados Unidos, firmaron un memor�ndum de entendimiento en febrero de 1999, acordando trabajar juntos para construir departamentos y casas nuevas en ciudades a trav�s de todo Am�rica. Se espera que la Asociaci�n para Construir Hogares en Am�rica agregue un mill�n de hogares nuevos al inventario urbano de vivienda, en los pr�ximos diez a�os.
  • A fines de 1997 HUD lanz� un programa para devolver millones de d�lares en reembolsos a compradores de viviendas que hicieron pagos excesivos a FHA. Hasta ahora, m�s de $11 millones se han devuelto a m�s de 14.000 compradores.
  • HUD cre� una iniciativa de certificados para compradores de vivienda en 1999, que permitir� que cerca de 50.000 familias puedan usar sus certificados de asistencia para alquiler de la Secci�n 8, para llegar a ser por primera vez compradores. Bajo la iniciativa, los mismos fondos de HUD que ahora ayudan a pagar el alquiler de una familia, se usar�n en su lugar para los pagos de la hipoteca mensual. Se espera que las reglas para la iniciativa requieran que cada familia participante tenga un ingreso fijo, haya contribuido con fondos propios para el pago de un anticipo, y obtenido una hipoteca de una instituci�n prestamista convencional.
  • "Hogares Saludables para Ni�os Saludables" se lanz� en 1998 - una idea salvavidas nueva para ayudar a los padres a proteger a sus ni�os de peligros ocultos, potencialmente mort�feros, en sus hogares. El experto de televisi�n en renovaci�n de viviendas Bob Vila, aparece en anuncios de televisi�n y avisos impresos, donde le cuenta a los padres c�mo hacer para que sus hogares sean m�s seguros.
  • HUD termin� con un plan de estafadores que victimaron a ancianos propietarios, cobr�ndoles millares de d�lares en honorarios innecesarios para obtener hipotecas revertidas. Las hipotecas revertidas permiten que la gente m�s anciana pueda pedir prestado dinero contra el valor de sus hogares.

COMBATIENDO LA DISCRIMINACI�N EN LA VIVIENDA

  • En su testimonio frente al Comit� de Apropiaciones del Senado el 30 de marzo de 2000, el Secretario Cuomo anunci� que convocar�a a un Grupo de Trabajo Sobre Pr�stamos Predatorios, para conducir audiencias en ciudades importantes y examinar los pr�stamos predatorios. La gran mayor�a de las defraudaciones en hipotecas y actividades prestamistas predatorias - incluyendo costos excesivos, provisi�n de penalidades por prepago y seguro de vida por el monto del cr�dito - ocurren en el mercado prestamista convencional de segunda l�nea, un sector relativamente nuevo del mercado de hipotecas. HUD estima que el volumen de pr�stamos de segunda l�nea ha crecido de $20.000 millones en 1993 a m�s de $150.000 millones en 1998. Estos prestamistas generalmente no hacen pr�stamos garantizados por el gobierno y frecuentemente operan fuera de la estructura reguladora federal actual.
  • Cuomo present� un estudio en abril de 2000 - Carga Desigual: El Ingreso y las Disparidades Raciales en Pr�stamos de Alto Riesgo en Am�rica - mostrando que el n�mero de pr�stamos dom�sticos de alto riesgo y posibles pr�stamos predatorios, sube exageradamente en vecindarios predominantemente negros y vecindarios de bajos ingresos. El an�lisis de HUD de cerca de un mill�n de pr�stamos para vivienda muestra: que desde 1993 a 1998, el n�mero de pr�stamos de refinanciamiento de alto riesgo aument� diez veces; que los pr�stamos de alto riesgo son tres veces m�s probables en vecindarios de bajos ingresos que en vecindarios de altos ingresos; que los pr�stamos de alto riesgo son cinco veces m�s probables en vecindarios negros que en vecindarios blancos; y que propietarios en �reas negras de alto ingreso tienen dos veces m�s probabilidad de tener pr�stamos de alto riesgo que propietarios en �reas blancas de bajo ingreso.
  • El Tesoro de los Estados Unidos se uni� al Grupo de Trabajo Sobre Pr�stamos Predatorios en abril de 2000, y el Secretario Cuomo y el Secretario del Tesoro Lawrence H. Summers anunciaron que la fuerza conjunta de trabajo HUD-Tesoro, mantendr�a audiencias regionales sobre los pr�stamos predatorios en Atlanta, Nueva York, Los Angeles, Chicago y Baltimore. En el verano del a�o 2000, los secretarios de Gabinete emitir�n un informe conjunto con recomendaciones sobre c�mo enfocar estos problemas.
  • El ataque de HUD sobre la discriminaci�n en vivienda, que fue ordenado por el Presidente Clinton, est� abriendo oportunidades nuevas de vivienda para minor�as y personas con incapacidades. Como parte de la iniciativa Una Am�rica del Presidente Clinton, el financiamiento en el presupuesto de HUD de 1999, para programas para combatir la discriminaci�n en la vivienda, se aument� de $30 millones a $40 millones - un 33 por ciento de aumento. Esto incluye $7,5 millones para una nueva iniciativa para el cumplimiento de la ley basada en auditor�as. El presupuesto del Presidente Clinton para el a�o fiscal de 2001 busca aumentar los fondos hasta $50 millones, para los programas de HUD para pelear la discriminaci�n en la vivienda.
  • Una auditor�a de toda la naci�n tendr� lugar para examinar y analizar la discriminaci�n de la vivienda en comunidades a trav�s de Am�rica. La auditor�a incluir� de 3.000 a 5.000 pruebas sobre la discriminaci�n en vivienda, usando estadounidenses africanos, hispanos, asi�ticos e isle�os del Pac�fico y estadounidenses nativos, para examinar y evaluar modelos y tendencias en ventas, alquileres y pr�stamos a minor�as, con hipotecas para vivienda. HUD proveer� fondos para los grupos locales sin fines de lucro y entidades para hacer cumplir la ley, y controlar y actuar contra la discriminaci�n en la vivienda.

REVITALIZANDO LAS COMUNIDADES DE AM�RICA Y CREANDO TRABAJOS

  • Quince comunidades urbanas y cinco �reas rurales econ�micamente agotadas llegaron a ser Zonas de Empoderamiento en enero de 1999, haci�ndolas elegibles para compartir $3.800 millones propuestos en subsidios federales y autorizaci�n para dar fianzas exentas de impuestos, con el fin de financiar una amplia revitalizaci�n y programas de creaci�n de trabajo en diez a�os. Si el Congreso aprueba el financiamiento completo para las Zonas, se espera que la inversi�n federal ayudar� a crear y retener cerca de 90.000 trabajos y estimular� $20.300 millones en inversi�n p�blica y privada en los pr�ximos diez a�os. Esto tendr�a un efecto dram�tico en las �reas, las cuales tienen un desempleo alto, econom�as d�biles, escasez de viviendas econ�micas y otros problemas. La segunda ronda de Zonas de Empoderamiento se construye sobre la experiencia de la primera ronda del programa, que incluy� 11 Zonas (as� como tambi�n 94 Empresas Comunitarias), la mayor�a de ellas designadas en diciembre de 1994. En su presupuesto del a�o fiscal 2001, el Presidente Clinton propuso una tercera ronda de las Zonas de Empoderamiento, en la cual se designar�an diez zonas urbanas nuevas.
  • El financiamiento para los Bloques de Subsidios para el Desarrollo Comunitario (CDBG) en el presupuesto de HUD para el a�o 2000, creci� a m�s de $4.800 millones, un aumento importante sobre las propuestas anteriores, las que tuvieron cortes profundos en el programa. CDBG provee asistencia federal flexible para ayudar a los gobiernos locales a efectuar una amplia gama de actividades de desarrollo econ�mico y comunitario. HUD est� buscando $4.900 millones para el programa en el a�o fiscal 2001 - un aumento de $119 millones.
  • HUD recibi� $20 millones en el a�o fiscal 2000 para la Iniciativa Compa��as de Inversi�n Privada de Am�rica (APIC), un veh�culo nuevo y audaz para expandir la disponibilidad de capital de inversi�n en �reas urbanas y rurales en peligro. La inversi�n de HUD estimular� la inversi�n de m�s de $540 millones en pr�stamos emitidos privadamente y garantizados por el gobierno, y unos $275 millones adicionales en capital privado de participaci�n. El financiamiento de APIC ayudar� a explotar mercados emergentes aqu� en Am�rica, cerrando la brecha de capital de participaci�n que frecuentemente socava el crecimiento y la oportunidad de hacer negocios. Para el a�o 2001, HUD est� buscando $37.000 millones, un 45 por ciento de aumento.
  • Un informe nuevo de HUD - Lugares Dejados Atr�s en la Econom�a Nueva - se emiti� en abril de 1999 por el Secretario Cuomo. El informe se construye sobre un hito de HUD, los informes sobre el Estado de las Ciudades en 1997 y 1998, e indica que, mientras la mayor�a de las ciudades est�n m�s saludables de lo que han sido en una d�cada, un n�mero importante de ellas han sido dejadas atr�s. Concluye que "La econom�a de Am�rica ofrece la mejor oportunidad en una generaci�n" para ayudar a estas comunidades ahora, a causa del desempleo bajo, el fuerte crecimiento de los negocios, una agenda urbana agresiva y el presupuesto federal balanceado. El informe de HUD est� basado en los estudios de desempleo, p�rdida de poblaci�n y pobreza en 539 ciudades centrales de los Estados Unidos, y presenta cuatro hallazgos principales sobre el nuevo desaf�o urbano: 1) Una de cada seis ciudades centrales (17 por ciento) tiene un desempleo inaceptablemente alto, definido como 50 por ciento o m�s, por encima del valor nacional; 2) Solamente una de cada cinco ciudades centrales (22 por ciento) tiene p�rdida constante de poblaci�n, definida como p�rdidas de cinco por ciento o m�s entre 1980 y 1996; 3) Una de cada tres ciudades (32 por ciento) est� plagada por una pobreza persistentemente alta, definida como tasas de 20 por ciento o m�s; y 4) Una de cada siete ciudades (14 por ciento) enfrenta "problemas dobles", una combinaci�n de desempleo alto adem�s de una p�rdida importante de poblaci�n a largo plazo, o tasas de pobreza persistentemente altas.
  • A partir de enero de 2000, m�s de 600 centros de Redes de Barrio - una iniciativa basada en la comunidad que fomenta el desarrollo de los centros de recursos de computaci�n en viviendas ayudadas y/o aseguradas por HUD - estaban en operaci�n a trav�s de los Estados Unidos, superando la meta original de 500 para fin de a�o. Otros 702 centros est�n en diversas etapas de planificaci�n. Los coordinadores de HUD desde cada uno de las 51 Oficinas de Campo Multifamiliares ayudan a los propietarios, a los residentes, y a los agentes de gesti�n, a completar un plan de trabajo planteando los tipos de actividades y servicios que proveer�n sus centros. T�picamente, los centros re�nen dinero y obtienen equipo construyendo asociaciones con negocios locales, entidades sin fines de lucro, organizaciones religiosas, y universidades y colegios locales. Los Centros ofrecen programas de capacitaci�n para ni�os, adultos y ancianos en computadoras, acceso al Internet, apoyo en la prontitud al trabajo, desarrollo de microempresas, certificaci�n GED, salud p�blica y servicios sociales, clases de educaci�n para adultos y servicios para j�venes.
  • En 1997 HUD cre� el programa del Oficial de al Lado, donde se da a funcionarios policiales 50 por ciento de descuento para que compren hogares que HUD adquiere por ejecuci�n de hipotecas en vecindarios en peligro, para encender la revitalizaci�n de la comunidad. Casi 3.000 polic�as alrededor del pa�s han llegado a ser propietarios de su vivienda bajo este programa. Un programa similar, llamado el Maestro de al Lado, se lanz� en marzo de 2000 para reducir dr�sticamente el costo de la vivienda en propiedad para millares de maestros. Mediante el Maestro de al Lado, HUD ofrecer� a los maestros hogares que HUD posee en comunidades a trav�s del pa�s, a mitad de precio. La iniciativa se cre� porque ofreciendo a los maestros tal �nica y razonable oportunidad para ser propietarios, tambi�n ayudan a continuar reconstruyendo el tejido social de nuestras comunidades.
  • Bajo la nueva iniciativa de HUD de Viviendas a $1 anunciada por el Secretario Cuomo en marzo de 2000, viviendas individuales adquiridas por la Administraci�n Federal de la Vivienda (FHA) mediante la ejecuci�n de hipotecas, ser�n elegibles para la venta a gobiernos locales a $1 cada una, cuando por m�s de seis meses FHA sea incapaz de vender esas casas. M�s de 3.000 viviendas ser�n elegibles inicialmente para la venta a gobiernos locales bajo esta iniciativa, con viviendas adicionales disponibles cada mes.
  • En julio de 1999, el Presidente Clinton liber� un informe de HUD titulado Mercados Nuevos: El Poder Inexplotado de Compra al Por Menor en los Barrios Urbanos de Am�rica. Los dos hallazgos importantes del informe de HUD son: 1) Los barrios urbanos de Am�rica poseen un enorme poder de compra al por menor - estimado en $331.000 millones el a�o pasado, o un tercio del total de $1,1 bill�n para las ciudades centrales en que esos barrios est�n ubicados. El informe sugiere que los negocios que no est�n a�n operando en barrios urbanos, no deben ignorar este mercado dom�stico tan grande. 2) A pesar de su enorme poder de compra, muchas comunidades de barrios urbanos de Am�rica est�n "subexplotadas", con ventas significativamente inferiores al poder de compra al por menor de sus residentes. El informe de HUD concluye que los minoristas pueden encontrar oportunidades importantes de hacer ganancias en los barrios de ingresos bajos y moderados de la ciudad, los que llama "territorios no descubiertos para muchos negocios".
  • HUD expandi� el Programa de Construcci�n de la Juventud en 1999, para proveer capacitaci�n en la construcci�n "in situ", conjuntamente con la capacitaci�n acad�mica, para j�venes desempleados que abandonaron la escuela secundaria, con edades de 16 a 24 a�os. En el presupuesto del a�o 2000, el financiamiento fue fijado en $43 millones, y HUD busca aumentar ese financiamiento a $75 millones en el a�o 2001. Los participantes de Construcci�n de la Juventud construyen viviendas para los sin techo y otra gente de bajos ingresos, y en el proceso adquieren habilidades de construcci�n que les pueden ayudar a obtener buenos trabajos.

AYUDANDO A LOS ESTADOUNIDENSES DESAMPARADOS A SER AUTOSUFICIENTES

  • El estudio m�s completo nunca hecho sobre los desamparados en Am�rica fue publicado por HUD en 1999. Inform� que la mayor�a de la gente que llega a estar desamparada o sin techo, ha sufrido privaciones severas - incluyendo el abuso sexual y f�sico, traumas en la ni�ez, pobreza, una mala educaci�n, incapacidad y enfermedades - pero logran escapar de esta situaci�n cuando consiguen ayuda de programas federales y otros. El informe, titulado "Los estadounidenses olvidados - Los desamparados: Los Programas y la Gente que Ellos Sirven", cuenta la historia de gente en todo el pa�s que ha pasado a trav�s de la red social de seguridad cayendo en el desamparo. Anota que la mayor prioridad de la gente sin techo que entrevist� era conseguir un trabajo - el primer paso a la autosuficiencia. Tambi�n encontr� que 44 por ciento de la gente sin techo entrevistada, trabaj� a tiempo parcial por lo menos durante el mes pasado.
  • M�s de 388.000 estadounidenses sin techo se beneficiar�n en el a�o 2000 de los subsidios de asistencia de HUD a los desamparados, que los ayudan a conseguir vivienda, capacitaci�n para el trabajo, tratamiento del abuso de drogas, tratamiento de salud mental, cuidado de los ni�os y otros servicios que les permitan conseguir trabajo y vivienda permanentes. El Presidente Clinton ha pedido al Congreso que apruebe $1.200 millones en programas para los desamparados en 2001 - un aumento de $180 millones - para respaldar soluciones dise�adas por la comunidad para ayudar a la gente desamparada a conseguir vivienda y llegar a ser autosuficiente. De hecho, desde 1993, cuando el Presidente Clinton asumi� su cargo, hasta el fin de 1999, HUD ha invertido $7.000 millones en programas para ayudar a los estadounidenses sin techo - casi cinco veces lo que HUD gast� en subsidios para los desamparados entre 1987, cuando reci�n se crearon, hasta 1993. En el a�o fiscal 2000, HUD gastar� otros $1.000 millones para ayudar a los gobiernos y estados locales a atacar el problema de los desamparados.
  • Antes de llegar a ser Secretario de HUD, Cuomo jug� un papel clave en desarrollar el enfoque de la Administraci�n Clinton para ayudar a los estadounidenses desamparados a llegar a ser autosuficientes. El "Cuidado Continuo" provee asistencia para la vivienda permanente y de transici�n, ayuda a la gente a superar problemas que pueden conducir al desamparo, tal como una carencia de educaci�n b�sica, buenas habilidades para el trabajo, enfermedad mental y adicci�n a las drogas. Los subsidios se otorgan a los estados, los gobiernos locales y grupos sin fines de lucro, en base a factores que miden la eficacia de los planes desarrollados localmente para ayudar a la gente sin techo a llegar a ser autosuficiente.
  • El "Cuidado Continuo" gan� el prestigioso premio Innovaciones en el Gobierno, para el gobierno estadounidense, que es otorgado por la Fundaci�n Ford y la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard, en 1999.
  • Un estudio de la Universidad de Columbia concluy� que las pol�ticas de HUD para los desamparados, descritas en el Cuidado Continuo, "han tenido un impacto positivo sobre las comunidades a trav�s de la naci�n" y fueron un mejoramiento sobre los esfuerzos pasados que se enfocaron en proveer refugio de emergencia a corto plazo.

Content Archived: January 20, 2009

Whitehouse.gov
FOIA Privacy Web Policies and Important Links [logo: Fair Housing and Equal Opportunity]
U.S. Department of Housing and Urban Development
451 7th Street S.W.
Washington, DC 20410
Telephone: (202) 708-1112 TTY: (202) 708-1455
usa.gov